lunes, 12 de mayo de 2014

NO HAY CONCIENCIA DEL PELIGRO



Éramos jóvenes, empezaba a salir por la noche y llegar a Dada era un sueño que perseguíamos todas las semanas, mientras escudiábamos Derecho Romano, había que pillar coche o viaje, llegar era increíble, la música , las luces , todo el mundo de la noche se reunía allí, merecía la pena rogar a alguien que te llevara, ahí estaban los chicos que nos gustaban , los amigos de risas, todos queríamos llegar a Dada, daba igual como fuera.

Nos pasábamos la noche bailando y bebiendo, a las seis de la mañana, ya estábamos mirando a ver quien nos llevaba a la discoteca Dada, hecha en una casa de campo, en el pinar, para llegar había que cruzar una vía de tren , todos bebíamos .Eran noches de risas , y llegada la hora bruja daba igual quien llevara el coche, el caso era estar en Dada, donde seguíamos bebiendo y bailando, tanto en la zona al aire libre como dentro, donde ponían la barra grande, y estaban esos camareros guapos.Allí nos encontrábamos todos los noctámbulos en verano, camareros de otros bares, todos los chicos que queríamos ver, la noche se alargaba para muchos hasta las diez, nosotros a las ocho, bajábamos con los primeros que salían para sus casas, con esas risas que te dan las copas, repasando las mejores anécdotas de la noche, daba igual quien condujera, todos íbamos contentos ,ser de las chicas que llegan a Dada, era como estar en la lista de moda de Valladolid,  ya era Domingo , no pensábamos nunca en el peligro que corríamos.

Recuerdo mucho a aquella chica , era la más guapa del instituto, esos ojos grandes verdes, y su pelo rubio, lleno de mechas, siempre rodeada de chicos, me quedaba alelada mirándola, porque quería copiar su modo de vestir su forma, pero era imposible, mi madre me vestía como una niña.No volví a saber de ella, hasta que en una cafetería me la encontré, la sonreí como siempre , seguía siendo guapa , estaba ya con su hermana que empujaba la silla de ruedas en la que aquella rubia ahora, hacía su vida, me quedé muy sorprendida, luego pasaría un fin de semana en el Hotel de Toledo, al lado del Hospital de Parapléjicos de la misma ciudad.Era el Congreso del Voluntariado, yo ya estaba muy concienciada , participaba mucho por mi amigo presidente de ASPAIN , estábamos felices pues  las dos compartiríamos habitación.Nos lo pasamos genial, pero el domingo , nos levantamos con ese problema que tienen tanto los parapléjicos al estar tiempo en las sillas, esa úlcera el culo, encima del isquión, esa escara temida, pues supone estar en cama unos quince días, su hermana y yo mirábamos la zona, mientras ella llamaba a Enrique ,aquel parapléjico , ya experto en estos temas, y le contaba como era el tamaño del grano, color ,todo lo contábamos entre risas, pero sabíamos que para ella seria estar boca abajo, quince días, sin ir a la sede, ¡con lo bien que lo estábamos pasando!.La solidaridad entre ellos era increíble, todos subieron a animarla, luego vendría Pinto el doctor y le vería, esto la dejaba kao un tiempo en cama, ahora que empezaba a salir con Roberto uno de los voluntarios.Ella seguía siendo tan guapa, pero sus brazos y sus piernas ya los tenia muy delgados, le costaba comer,todo había que acercárselo, y hacía el efecto pinza que se enseña a los parapléjicos para sostener las cosas.El hospital se me hizo entonces muy duro, la noche anterior con la cena , mi amigo y yo contando anécdotas... no me dio tiempo a tomar conciencia de aquel lugar.El Hospital de Parapléjicos de Toledo es muy grande,esta lleno de hombres y mujeres muchos , en camillas boca abajo se desplazan de un lado para otro.Luego llego el partido de baloncesto que finalizaba el congreso, pero faltaba Ana, todos contábamos la mala suerte decía yo, pero cada uno me iba contando sus experiencias con las escaras y me dí cuenta que no era mala suerte, sino que era uno de los mil obstáculos a los que tiene que hacer frente un parapléjico.

Antes de eso, un día me contaron como fue el accidente de Ana, un día hablando salio la conversación, fue aquella chica que quedo encerrada entre los restos de un vehículo, iban cinco chicos y ella, todos pudieron salir menos ella, alguno salio corriendo , casi no podían pronunciar, intentaron cruzar la vía que había antes de llegar a Dada, y al ver el tren, él que conducía , nunca supimos el nombre, pues todo eran rumores, y antes no estaba tan  regulado , hizo una maniobra, que les libro del tren pero se dieron contra un árbol, en ese intento de seguir con la juerga y de llegar a la ansiada discoteca.Dicen que ninguno la ayudo a salir, eso son los rumores , en el estado que iban no creo ni que estuvieran para ayudar a nadie, el coche de atrás lo vió y llamo a la policía, los coches de detrás siguieron hacia la discoteca, éramos jóvenes no teníamos conciencia, pero cuando la tuve , no hubiese montado jamas en los coches que nos llevaban al local de moda, en verano no merecía la pena perder la vida, o quedar postrado en una silla por una noche de copas con chicos guapos.

Cuando me llega una alcoholemia, lo primero que me dice el cliente es que mala suerte, nadie dice , no tenía que haberlo hecho , no tenía que haber conducido bebido, solo te preguntan si les quitan el carné , o cuantos puntos , la cuantía de la multa, y si esto les creara antecedentes.La mayoría de los accidentes de trafico se producen porque uno de los conductores conduce ebrio , o ha consumido sustancias psicotrópicas.

Mi pésame a las familias de los cinco niños, que murieron en el accidente de trafico de Monterrubio de la Serena, y a todas esas familias que han perdido algún familiar por este tema, o tienen un lesionado medular como consecuencia de accidente de trafico.Y que luego haya gente como un torero, o como un bailador que puedan continuar como si nada,  no hay conciencia, yo cuando ví la realidad del mundo de los accidentes de tráfico pensé en que inconscientes fuimos de jóvenes , pero este tema se da a todas las edades, descansen en paz los fallecidos, no hay conciencia del peligro 

REGULACION

2.1.- Artículo 47 del Código Penal.

El art. 47 CP queda con la siguiente redacción: “Cuando la pena impuesta lo fuere por un tiempo superior a dos años comportará la pérdida de vigencia del permiso o licencia que habilite para la conducción o la tenencia y porte, respectivamente.” El texto anterior decía: “La imposición de la pena de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores inhabilitará al penado para el ejercicio de ambos derechos durante el tiempo fijado en la sentencia.”

2.2.- Artículo 379 del Código Penal

El art. 379 ACP, relativo a la conducción bajo la influencia del alcohol, se modifica añadiendo en este mismo artículo un nuevo tipo, el exceso de velocidad penalmente punible, quedando de la siguiente forma:
“1. El que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior a sesenta kilómetros por hora en vía urbana en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.
2. Con las mismas penas será castigado el que condujere un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas. En todo caso será condenado con dichas penas el que condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro.”





5 comentarios:

  1. Nos creemos inmortales, hasta que la vida nos pone en nuestro sitio.
    Unos lo cuentan, otros no, y algunos lo lamentan para siempre, incluso a los que sólo lo han hecho como espectadores.
    La educación es la única forma de concienciar desde niños a tener responsabilidad y buenos hábitos.
    Mucho por aprender....

    ResponderEliminar
  2. En lo que respeta al alcohol y a las drogas totalmente de acuerdo pero no al a que se contemple como delito circular en vías interurbanas a 80 km/h mientras tengamos la nefasta señalización en la que se contemplan como zonas urbanas con limitación de 50 a tramos de carreteras locales entre señales de 100 o de 80 como trampas para recaudar a posta. Conducir se está convirtiendo en una situación estresante e injusta para las personas que lejos de ser imprudentes son presa de la multa recaudatoria y ahora además atormentados por la amenaza de la cárcel por cometer un error no un delito premeditado. Se está pasando el límite de la razón y conducir con miedo es malo para todos.

    ResponderEliminar
  3. Jacqui, muy buena entrada. También de acuerdo con José y Cabalgando

    ResponderEliminar
  4. Jacqui,la juventud por desgracia no entiende de peligros. Yo espero que esta de ahora sea un poco más consciente que lo que fuimos nosotros. Tienen toda la información en la mano. Preciosa entrada¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos por vuestros comentarios un abrazo

    ResponderEliminar